Publicado: 5 de Octubre de 2012 a las 18:31

DESPARASITACIÓN

Los parásitos externos se controlaran en cachorros con sprays específicos, ya que un collar puede ser tóxico. A partir de los cinco meses de edad ya podrán usarlos. Siempre controlaremos que no lo ingiera, si esto ocurriera hay que recurrir rápidamente al veterinario. Solo si acabara de ingerirlo y mientras llega a la clínica podremos usar un método casero: Agua caliente con mostaza en grandes cantidades, lo vomitará. Nunca lo haremos en otras intoxicaciones como detergentes o cáusticos ni si hubiera ingerido algún cuerpo extraño, podría ser peor.

Con respecto a los parásitos internos se le administrará uno adecuado para su edad, lo repetiremos tres o cuatro veces al año sistemáticamente.

Hay un parásito sanguíneo conocido habitualmente como el gusano del corazón. Su nombre es Dirofilaria inmitis. Su prevención se realizara, anualmente y previo análisis sanguíneo, mediante la administración de unos comprimidos, todos los meses de verano, o sea durante la época de mosquitos, que es su vector. Es una enfermedad grave pero de sencilla prevención. Todos los perros están expuestos a ella, pero sobre todo los que viven en chalet, campos cercanos a ríos, charcas y los que veranean en playas.

VACUNACIONES

Se seguirán distintas pautas según edad, procedencia y estado sanitario del animal, a criterio del profesional que lo revise crea conveniente.

Todas estas enfermedades, en principio, son por la salud de nuestra mascota; en lo que se refiere a nuestra salud solo nos deben preocupar los parásitos internos, si evitamos la ingesta de vísceras de rumiantes y suciedad de la calle, combinándolo con una buena desparasitación, no tendremos de que preocuparnos. Siempre lavaremos muy bien la verdura que comamos pues es otra vía de los parásitos (quiste hidatídico).