• PERSONAL

    PERSONAL

    19 de Junio de 2012 a las 18:20

     

    Marta García Valencia:

                       Nacida en Murcia y criada entre Canarias y Asturias, lincenciada en el año 1993 por la universidad de Córdoba. Trabajó en Valencia, Canarias y desde el 2001  crea junto a  Francisco Javier Dominguez Reyes el CENTRO VETERINARIO ICARO  en el cual trabaja y continua su formación para mantenerse a la vanguardia de la medicina veterinaria.

       

    Javier Dominguez Reyes:

                        Nacido en un pueblo del note de Gran Canaria, trabajó en la Isla, hasta que en 2000 se translada a Asturias para crear en 2001 con Marta el CENTRO VETERINARIO ICARO. Titulo de Auxiliar de clinica Veterinaria en el 2000, y de Tecnico Especialista en Laboratorio en 1994


    David Garcia Valencia:

                       Nacido en Oviedo, Licenciado en Veterinaria por la Universidad Cardenal Herrera de Valencia en 2010.


  • Gatos. Su adaptación a nosotros

    Gatos. Su adaptación a nosotros

    28 de Junio de 2012 a las 10:18


    CONOCERLOS ES CRUCIAL PARA CUIDARLOS:

        Debido a nuestra colaboración con protectoras, las cuales gestionan muchísimo número de gatos, y gracias a nuestros clientes que cada vez optan más por la especie felina como animal de compañía, por nuestra parte en el CENTRO VETERINARIO ICARO, durante los últimos años hemos invertido mucho tiempo y esfuerzo en nuestra formación sobre manejo, cuidados y medicina felina, puesto que es un campo que muchas veces quedaba eclipsado por la medicina en Perros, ya que hasta hace relativamente pocos años, los gatos eran tratados como perros pequeños, y no hay nada mas alejado de ello.

        En la actualidad nos encontramos 2 grandes grupos de gatos, aquellos que viven en piso, sin posibilidad de acceder al exterior, y aquellos que optan a salir al exterior. En este punto cabría decir que ambas opciones conllevan sus riesgos, y que lo que es bueno para un gato, a otro puede resultarle una pesadilla:

        Gato con acceso al exterior:

                  En este caso, el gato tendrá mas fácilmente la posibilidad de satisfacer su carácter curioso, bien sea “patrullando” largo tiempo su territorio, cazando ocasionalmente alguna presa, o interactuando, ya sea positiva o negativamente con algún congénere.  

                  Todo ello satisface sus necesidades diarias de ejercicio y de juego, lo que contribuye a mantener sano su estado mental.

                  Por contraposición, estos animales están más expuestos a accidentes, tanto con otros animales, como por la interacción con el humano (atropellos, etc.) así como son más susceptibles de contagio de enfermedades infecto-contagiosas, las cuales pueden ir desde un simple catarro hasta convertirse en un atentado gravísimo a su salud llegando a provocar su muerte.

                    Otro aspecto poco deseable (desde el punto de vista del control veterinario) es el desconocimiento sobre si estos animales comen, beben , orinan o defecan de manera normal o anómala, ya que muchas veces no solo realizan dichas tareas en el interior del hogar.

       Gato casero, sin acceso al exterior:

                  Comenzando por los aspectos positivos de esta situación, nos encontramos con que es bastante fácil mantener el estatus sanitario de nuestro animal, una vez es diagnosticado, puesto que rara vez tendrá contacto con otro congénere ( sin descuidar las vacunaciones, ya que nosotros mismos somos vía de entrada de microorganismos contra los cuales les preparan dichas vacunas) En relación con esto también cabe destacar la importancia de informarse muy bien antes de introducir un nuevo gato en una casa en la cual resida anteriormente otro compañero, no solo por las dudas lógicas que a todos nos pueden surgir sobre si se llevaran bien o no, sino por la amenaza que supone la introducción de un animal cuyo estatus sanitario sea desconocido (aunque aparentemente no demuestre signos clínicos, ni este enfermo) dentro del hábitat de un gato libre de infecciones.

                             Así mismo y como comentamos, estos gatos suelen estar muy controlados respecto a la frecuencia, cantidad y calidad a la hora de comer, beber, defecar u orinar.


                        Por el contrario (y cada vez nos damos cuenta que es mas importante) muchos de estos animales sufren gravemente de estrés, entendiendo el estrés como una situación que afecta negativamente al bienestar mental llegando a producir enfermedad somática (apareciendo síntomas físicos, derivados de problemas psíquicos) con referencia a esto, los datos indican que un gran porcentaje de gatos ( prácticamente todos) sufren un ligero estrés, debido a que han de adaptarse a nuestras casas, y a nuestra forma de dispensarles sus necesidades, como por ejemplo agua o comida, ya que muchas veces antropomorfizamos ( humanizamos)  mucho estas tareas, y nos afanamos en intentar ofrecerles lo que nosotros desearíamos ( por ejemplo en temas de comida, a muchos de nosotros/as nos encantaría disponer de un buffet variado y siempre disponible a nuestro servicio). En este sentido es muy importante tener en cuenta que el hecho de dar la comida ad libitum, esto es, tener siempre el comedero lleno de comida para que se sirvan ellos, no es la mejor manera de administrarles el alimento. Cierto es que el gato es un animal con un estómago pequeño y que no debería de comer gran cantidad de comida de una vez, de ahí lo de dejar siempre el comedero lleno, pero la cuestión no es tanto la cantidad de comida sino la manera de ofrecérsela. El gato es un cazador nato, necesita cazar, evidentemente si vive en un piso y sin acceso al exterior no puede satisfacer esta necesidad, que por otro lado es totalmente primaria en ellos, la necesitan para que su salud mental, y por ende la física, sea completa.

     Una manera de simular la caza, de hacer que el gato “trabaje” un poco para conseguir su comida, es aportarle el alimento bien dentro de juguetes diseñados para tal fin, bien en algún sistema ideado por nosotros para hacer que tenga que buscar la comida, que no sea todo meter la boca en el comedero y servirse, de esta manera el acceso al alimento se hará de forma progresiva, mejorará la masticación y por tanto la digestión del alimento, y a la vez  evitaremos la obesidad, ( un gran problema para la salud de nuestros amigos), al tener que masticar más despacio se llenan antes y disminuye la ansiedad por la comida.

     Otro gran aspecto a tener en cuenta en la alimentación es que son animales que necesitan alimento húmedo, originariamente son animales del desierto, apenas beben agua, con la comida seca en cierto modo les “obligamos” a beber más pero lo acertado es aportarles más alimento húmedo, (siempre de buena calidad), y sobre todo cada vez damos más importancia a la alimentación en crudo. Si  nuestro gato, diariamente tiene un aporte de alimentación en crudo en su dieta, mejorará sorprendentemente tanto su salud bucal como su función metabólica.

  • Un nuevo cachorro

    Un nuevo cachorro

    5 de Octubre de 2012 a las 18:20

    Cuando llegue nuestra mascota a casa es muy importante dejarle que inspeccione su nuevo entorno y se acostumbre a él. No debemos atosigarle ni asustarle. Le buscaremos un sitio seco, tranquilo, sin cambios bruscos de temperatura ni corrientes. La primera noche es muy posible que no nos deje dormir, estará asustado y buscara compañía, pero no debemos caer en el error de acostarlo con nosotros pues luego será difícil acostumbrarlo al lugar que estaba destinado.

    El problema de la orina y defecaciones es difícil de solucionar cuando son pequeños, un buen truco es el uso de periódicos hasta que pueda salir a la calle, siempre los mantendremos limpios y un lugar donde sea fácil la higiene (lavaderos, terrazas, etc.) Premiaremos a nuestra mascota cuando realice sus necesidades en el lugar deseado y le reñiremos con un enérgico NO cuando no sea así. La paciencia será nuestro mejor aliado.

    Las molestias que causan el cambio de dientes será nuestro siguiente problema; para evitar posibles destrozos recurriremos a juguetes comerciales o caseros. Nunca reñiremos al animalito si ha pasado mucho tiempo del destrozo, ya que sabrá que estamos enfadados pero no el porqué.

    Un cachorro no debe bañarse ni salir a la calle antes de terminar su pauta vacunar, podría enfermar gravemente. Podremos usar sprays de limpieza en seco si fuera necesario. Tampoco debe tener contactos con otros perros, y menos callejeros.

    ALIMENTACIÓN

    Si el cachorro hubiera sido destetado antes de tiempo (mínimo un mes) usaremos leches maternizadas ya que la leche de vaca puede producirles diarreas, además de ser, en comparación con la maternal de perra, poco más que agua. Después el alimento ideal será el pienso de cachorro hasta el año de edad. La alimentación casera no suele ser lo suficientemente completa. Es muy importante no cambiar bruscamente su comida de un día para otro, lo haremos gradualmente.

    A los perros siempre se les han dado huesos, creyendo que están acostumbrados a ellos, no hay error más grande; los huesos, sobre todo los de aves, se astillan, producen impactos y posibles obstrucciones, llegando muchas veces a pasar por quirófano y con mal pronóstico. Un cachorro debe comer varias veces al día y en pequeñas dosis:


    Con menos de un mes

    de 6-8 tomas

    De 1 a 2 meses

    de 4-6 tomas

    De 2 a 5 meses

    de 2-4 tomas

    A partir de 5

    dos al día

     

    Hay una enfermedad, generalmente desconocida, frecuente sobre todo en perros de razas grandes (aunque posible en los demás) llamada Síndrome de dilatación-torsión gástrica. Solo tiene solución antes de las primeras cuatro horas de su desarrollo y esta es quirúrgica. Hay una sencilla manera de prevenirla: NUNCA haremos hacer ejercicio al perro tras comer o beber grandes cantidades, y aunque criadores y muchos veterinarios recomiendan la toma única diaria en adultos, esto puede ser un factor más en este síndrome.

    Deberemos enseñar a nuestra mascota a no ingerir cosas de la calle, evitaremos así envenenamientos e intoxicaciones. Si vamos al campo donde halla pinares, deberemos controlar que no se acerquen a las famosas PROCESIONARIAS; estas, si pican la lengua del animal, producirá una necrosis y posterior mutilación de la misma; si además se las tragan sufrirán una intoxicación grave.

  • Desparasitaciones y vacunas del cachorro

    Desparasitaciones y vacunas del cachorro

    5 de Octubre de 2012 a las 18:31

    DESPARASITACIÓN

    Los parásitos externos se controlaran en cachorros con sprays específicos, ya que un collar puede ser tóxico. A partir de los cinco meses de edad ya podrán usarlos. Siempre controlaremos que no lo ingiera, si esto ocurriera hay que recurrir rápidamente al veterinario. Solo si acabara de ingerirlo y mientras llega a la clínica podremos usar un método casero: Agua caliente con mostaza en grandes cantidades, lo vomitará. Nunca lo haremos en otras intoxicaciones como detergentes o cáusticos ni si hubiera ingerido algún cuerpo extraño, podría ser peor.

    Con respecto a los parásitos internos se le administrará uno adecuado para su edad, lo repetiremos tres o cuatro veces al año sistemáticamente.

    Hay un parásito sanguíneo conocido habitualmente como el gusano del corazón. Su nombre es Dirofilaria inmitis. Su prevención se realizara, anualmente y previo análisis sanguíneo, mediante la administración de unos comprimidos, todos los meses de verano, o sea durante la época de mosquitos, que es su vector. Es una enfermedad grave pero de sencilla prevención. Todos los perros están expuestos a ella, pero sobre todo los que viven en chalet, campos cercanos a ríos, charcas y los que veranean en playas.

    VACUNACIONES

    Se seguirán distintas pautas según edad, procedencia y estado sanitario del animal, a criterio del profesional que lo revise crea conveniente.

    Todas estas enfermedades, en principio, son por la salud de nuestra mascota; en lo que se refiere a nuestra salud solo nos deben preocupar los parásitos internos, si evitamos la ingesta de vísceras de rumiantes y suciedad de la calle, combinándolo con una buena desparasitación, no tendremos de que preocuparnos. Siempre lavaremos muy bien la verdura que comamos pues es otra vía de los parásitos (quiste hidatídico).

  • ¿Su gato vomita?

    ¿Su gato vomita?

    10 de Octubre de 2012 a las 10:30

          

            Muchas veces en la clínica, al preguntar si el gato está bien, nos encontramos con respuestas del tipo: “Si perfectamente, solo vomita de vez en cuando, pero eso es normal…” Pero lo cierto es que como norma general  no es normal que un gato vomite de manera continuada. 

            Está aceptado por la opinión general  como normal que los gatos suelen vomitar debido a la ingestión de bolas de pelo y/o hierbas. Y  aunque efectivamente  la ingesta de pelo puede producir  algún vomito esporádico. Lo cierto es que existen otras muchas causas por las cuales un gato puede vomitar esporádicamente, las cuales son potencialmente peligrosas para su salud a medio plazo. De entre ellas destacaremos el fallo renal.

         Al tratarse de un riesgo tan grande siempre comentamos que ojala la causa sea una excesiva muda que conlleve un exceso de ingesta de pelo, que pueda producir el vómito, pero a menos que se realice una analítica no se puede descartar que exista un principio de insuficiencia  renal que sea la causa de esos vómitos. Más, teniendo en cuenta que un porcentaje altísimo de los gatos presentan insuficiencias renales. 

         La duda que le puede surgir al propietario es la siguiente:

                     -Pero. ¿Cómo puede estar mi gato enfermo, si salvo los vómitos esporádicos, él está perfectamente?

                    La respuesta es que desgraciadamente la enfermedad de la Insuficiencia Renal no muestra unos síntomas claros hasta que ya es demasiado tarde para actuar. En términos de porcentaje, es sabido que el fallo renal empieza a demostrar síntomas claros cuando falla un riñón entero y prácticamente el 70% del otro, lo que deja al gato con una capacidad de depuración renal del 30%.  Estos datos, unidos a que el fallo renal NO se cura hace que sea muy importante el diagnóstico temprano de dicha enfermedad.

                  El diagnóstico se realiza mediante extracción de sangre y análisis bioquímico.

                  En Nuestra Clínica disponemos de aparatos de analítica para que usted no tenga que esperar a los resultados, ya que estos se entregan en el momento.

                 El diagnóstico renal temprano presenta innumerables ventajas, ya que si bien hemos dicho que NO se puede curar. Si se pueden realizar cambios en alimentación y medicar para contener el avance de la enfermedad.  

  • ¿Cuánto cuesta el servicio veterinario?

    ¿Cuánto cuesta el servicio veterinario?

    25 de Febrero de 2013 a las 11:52

    No se habla en ningun momento de presupuestos de nuestra clinica, Simplemente copio un articulo que se publicó en un periodico, escrito por unos compañeros de una clinica del Pais Vasco que considero extremadamente importante:

    (es largo, pero merece la pena conocer estos datos)

    "¿Cuánto cuesta el servicio de un veterinario?

    2013 ENERO 30

    por Irene Crespo

        Esta semana los veterinarios de la Clínica Lardy nos escriben un texto muy interesante. Me cuentan que a menudo se encuentran con que la gente se queja de la carestía de sus servicios, por lo que han redactado un artículo en el que explican punto por punto el por qué de los precios de un veterinario. Es un texto largo, pero os animo a todos (e incluso os lo pediría por favor) a que lo leáis entero ya que seguramente así entenderéis ciertos precios o veréis las cosas desde otro punto de vista. A mí, personalmente, leerlo me ha hecho ver el tema de otra manera. Podría haberlo resumido, pero creo que cada frase de este texto es necesaria para entender bien el mismo.

         “Imaginemos que soy un veterinario que tiene un consultorio con un ayudante. Muchas veces me encuentro con la incomprensión de la gente cuando quiero cobrar por el servicio prestado. Algunas personas se extrañan cuando les digo que es normal que cobre por mi trabajo, como lo hace cualquier persona honrada y parece que sólo están dispuestas a pagar el precio de los medicamentos administrados o prescritos. Casi como si tuviésemos la obligación, los veterinarios, de financiar una especie de Seguridad Social para los animales. Quizá, en parte, esta actitud se base en el desconocimiento de cuánto cuesta realmente el que un veterinario te reciba en su consulta y atienda a tu mascota. Ojala esta exposición sirva para que puedas valorar mejor el esfuerzo que supone que el amigo de la bata de blanco te abra las puertas de su casa.

        Si fueras veterinario, ¿cuál querrías que fuese tu sueldo? Y no hablo de pretensiones desorbitadas. Pero teniendo en cuenta que es un licenciado de grado superior, con unos conocimientos muy complicados de adquirir y aplicar. Y que necesita renovarlos a la vez que el conocimiento científico avanza. Creo que coincidiremos que 1800 € al mes es una cantidad respetable pero no excesiva (por 12 pagas, ya que somos autónomos).

        Normalmente en casi todas las clínicas suele haber un auxiliar, que se encarga de ayudar al veterinario en las operaciones, en la sujeción de los pacientes y en la preparación del material. También atiende el teléfono, lleva el control de existencias de la clínica y se encarga de que todo esté limpio. Si fueras auxiliar veterinario, ¿cuál querrías que fuese tu sueldo? Evidentemente ha de ser menor que el del veterinario, pero merece ser bien retribuido. ¿1.000€ es una cantidad justa? Parece un poco limitada, pero en principio puede ser razonable.

          ¿Dónde queremos que nos reciba el veterinario? ¿En la calle, dentro de un coche, en un tenderete? Nos parece adecuado que un panadero tenga su panadería, un abogado su despacho, un tendero su tienda y un veterinario su consulta. Pero hay que pagarla. Supongamos que es un local no muy grande y no muy bien situado. Pero, aún así, el alquiler o la hipoteca no suelen ser inferiores a los 1500€ al mes en esta zona. Como queremos que en su consulta el veterinario no nos tenga que recibir a la luz de las velas, hay que pagar electricidad. También el agua, teléfono, basuras,…. hay que pagarlos. Pero además el veterinario debe estar inscrito en el Colegio de Veterinarios para poder ejercer. Todo esto se lleva al mes unos 200€.

        ¿Tiene el veterinario alguna otra obligación legal? Pues sí. Debe contribuir al sostenimiento de la Seguridad Social como cualquier hijo de vecino. La mayoría de los veterinarios somos autónomos, así que aún a costa de recibir la pensión más baja posible, los veterinarios cotizamos con la cuota menor existente, casi 300€ más al mes.

        ¿Y qué pasa con el auxiliar? Pues que el veterinario quiere que al menos el auxiliar pueda recibir el paro si el negocio no va bien y que le quede una pensión decentita. Así que le hace un contrato. Pero eso supone que el contratador (el veterinario) debe pagar a la Seguridad Social (nuevamente) otros 350€.

         ¿Eso es todo? Lamentablemente aún no. Resulta que queremos que el veterinario tenga microscopio, fonendoscopio, material de cirugía para operar a nuestra querida mascota, sillas para que nos reciba, una mesa de exploración, aire acondicionado para no pasar calor en el verano, un esterilizador de material, anestesia, jaulas o incubadoras de hospitalización, un ordenador donde apuntar las fichas clínicas, un aparato de rayos X,… Vamos que la clínica no sean cuatro paredes y sí una verdadera clínica veterinaria. Pero eso también cuesta. Pongamos que el veterinario se ha empeñado con el banco y paga todo esto en cómodos plazos de unos 1200€ al mes (eso sí, durante muchos años)

        ¿Ya está? Pues tampoco. Resulta que tener un equipo de rayos X exige que el veterinario tenga que abonar obligatoriamente a una empresa especializada la medición de la radiación emitida. Y a otra la gestión de los residuos generados en el proceso de revelado. Pero no son éstos los únicos residuos que deben ser retirados por empresas especializadas. También los objetos punzantes y cortantes (como agujas o bisturís) o los residuos biológicos requieren que el veterinario firme un contrato para su retirada periódica. Y aunque el veterinario no generase ningún residuo, esas empresas cobran igual. Lo mismo que cobran las empresas de mantenimiento del suministro de oxígeno, tan necesario para las operaciones. Todo esto supone un gasto mensual mínimo de 120€. Aunque pueda parecer un gasto menor, si un veterinario te manda un recordatorio postal o te manda un sms o te hace una llamada telefónica para avisarte de cuándo le tocan las vacunas o las desparasitaciones a tu mascota, eso supone un gasto medio mensual de unos 130€.

          ¿Hemos terminado? Pues en principio sí. Eso hace un total de 6600€ al mes. Eso es lo mínimo que tendría que ingresar una clínica al mes para sobrevivir… si no existiesen Hacienda y los impuestos. Resulta que al veterinario Hacienda le pide que en concepto de IVA pague el 21% (de un 8% que era previamente). Y en concepto de retenciones el 20%. Así que en realidad el veterinario tiene que conseguir que su pequeña clínica ingrese cada mes 9306€.

        Entonces ¿cuánto cuesta realmente esa consulta de 30 minutos que he pasado con mi mascota? Pues vamos a considerar que el veterinario tiene vacaciones como todo el mundo y que disfruta de los días de fiesta que disfrutamos todos. Eso hace que trabajando 40 horas a la semana tener abierta la clínica cueste 1 € el minuto. Así que 30 minutos de consulta deberían tener un coste mínimo de 30€. Y sería así si cada minuto de trabajo de la clínica fuese de atención a los pacientes. Pero resulta que no es así. Y no lo es por muchos motivos. A veces porque no hay pacientes que atender, a veces porque habiendo pacientes en la sala de espera el veterinario está atendiendo una consulta telefónica por la que, por supuesto, no va a recibir remuneración ninguna. Otras veces porque está respondiendo esa misma consulta en la misma sala de espera a alguien que ha entrado y que “sólo quiere hacer un pregunta”. Y finalmente en otras ocasiones porque está atendiendo a los asuntos propios de mantener en marcha un negocio, cualquier negocio. Al final el veterinario con suerte puede dedicar el 75% de su tiempo a atender pacientes por los que va a recibir una remuneración. En ocasiones es sólo el 50% y muchos otros nos llegan ni al 30%. Pero si queremos que la clínica siga donde está, que podamos acceder a ese servicio que nos viene tan bien, resulta que entre todos los que hacemos uso de él debemos hacernos cargo de su coste. Así que en realidad, dependiendo del uso que hagamos de la clínica el coste de la consulta sube a entre 36€ y 42€. Y todo eso es sin sumar el gasto de material o de medicamentos que se hayan gastado en la consulta. Si el veterinario ha usado 3 jeringuillas y ha inyectado un antibiótico, un antialérgico, un analgésico o una vacuna, eso también debemos pagarlo.

          ¿Cuánto pagas por la consulta en tu veterinario? Si pagas de acuerdo al cálculo anterior has de saber que aún así pagas poco. ¿Por qué? Porque ese mismo veterinario que tan bien te atiende debe renovar sus conocimientos, estar al día de las novedades científicas, mejorar para ofrecerte el mejor servicio. Y eso lo hace a través de la pertenencia a asociaciones, la asistencia a cursos, congresos o charlas, la adquisición de libros y revistas,… que como podrás adivinar también tienen un coste. Coste que debemos sufragar quienes hacemos uso de sus servicios. Pero si además contamos con que si nos llevamos un medicamento o un pienso o un accesorio el veterinario ya lo ha pagado antes al proveedor, o con que las cosas se rompen o gastan y hay que reponerlas, o con que además queremos que el veterinario nos atienda a las 3 de la madrugada el día de Navidad si es que lo necesitamos, entonces nos daremos cuenta de que el coste real de la consulta es superior al que habíamos calculado anteriormente.

        ¿Y por qué voy a tener que pagarle yo todas estas cosas al veterinario? Es verdad, no tienes por qué hacerlo. Pero si no lo haces no tendrás acceso a una clínica bien equipada, ni a un equipo veterinario bien preparado y que actualiza sus conocimientos. Quizá no tendrás tampoco urgencias o tendrás que desplazarte a otro sitio a hacer una radiografía o una ecografía o una operación. Al final quizá esa clínica tenga que cerrar. Y ya no estará el veterinario que conocía a tu mascota desde que era pequeña y que te gustaba tanto cómo la trataba. Ya no estará la clínica que te quedaba tan cerca de casa y que te atendía como si fueses uno más de la familia. Tendrás que buscarte otro sitio donde traten a tu mascota. Y tendrás que pagarlo. Sólo que esa clínica probablemente ha sobrevivido porque tenía beneficios y en una economía como la nuestra los beneficios están relacionados con los precios. Así que sí, te tocará pagar lo mismo o más. Sólo que más lejos y a alguien que no conoce a tu mascota desde que era un cachorrillo.

        ¿Tu veterinario te cobra la consulta más barata? Bueno, seguro que ya intuyes el motivo. Ninguno de los proveedores le hace rebajas al veterinario. Los suministradores de electricidad, agua, oxígeno o teléfono tampoco hacen descuentos. Invariablemente los bancos exigen las devoluciones de créditos el primer día de cada mes. Y los empleados cobran religiosa y puntualmente lo que marca su contrato. Así, que ¿cómo es posible que tu veterinario te cobre menos de lo que debería? Ya lo sabes, ¿verdad? Tu veterinario cobra bastante menos de lo que le correspondería. Por eso, en España, la mayoría de los veterinarios con suerte llegamos a ser mileuristas.

         ¿Y si en tu clínica hay 3 o 4 veterinarios? ¿Y si se han especializado? Suma y sigue…

    Piensa en ello la próxima vez que vayas al veterinario le preguntes algo y no te cobre por ello. Piensa en ello la próxima vez que vayas al veterinario le consultes algo y te cobre por ello.” "


  • ¿Por qué hay quien opera tan barato?

    ¿Por qué hay quien opera tan barato?

    8 de Noviembre de 2013 a las 11:19

       Como hemos  podido comprobar en la red. No solo en Asturias Los dueños de animales están expuestos  a LA PROBLEMATICA de las llamadas CLINICAS LOW COST
        Desde la incursion de este tipo de "negocios" que PONEN EN RIESGO LA SALUD DE LOS ANIMALES. Y encima se DISFRAZAN de ASOCIACIONES SIN ANIMO DE LUCRO para no pagar IVA. Los Dueños Se encuentran INDEFENSOS ante la falta de información.
        Podéis ver el articulo en el link. O en la siguiente página:

        http://simiperrohablara.com/2013/11/06/cuanto-cuesta-castrar-a-un-perro/

  • Nuestros servicios

    Nuestros servicios

    17 de Febrero de 2014 a las 18:00
    • Implantación de microchip
    • Hospitalización

    • Sueroterapia

    • Diagnóstico por imagen

      • Ecografía

    • Cirugía bajo anestesia inhalatoria controlada y monitorizada

    • Inseminación artificial canina

    • Medicina interna

      • Canina

      • Felina

    • Amplia experiencia

    • Medicina interna felina

    • Electrocardiografía

    • Análisis clínicos

    • Tienda especializada en

      • Complementos

      • Alimentación

    • Peluquería y estética

      • Canina

      • Felina

      • Cortes según raza



  •  Rufo. Os acordais del perro de oviedo?

    Rufo. Os acordais del perro de oviedo?

    22 de Enero de 2015 a las 19:23

    Recordando viejos tiempos de Oviedo, en los que una señora dirigía el trafico con su bastón rojo, y Rufo deambulaba a su libre albedrío por las calles. Hemos encontrado este artículo donde comentan la posibilidad de que le dediquen una estatua. 

  • Para pensárselo, la próxima vez que pensemos que el Veterinario tiene grandes ganancias...

    Para pensárselo, la próxima vez que pensemos que el Veterinario tiene grandes ganancias...

    14 de Julio de 2015 a las 16:56

    En este vídeo podemos ver la realidad de la profesión veterinaria. Que aunque a veces consideremos caras las actuaciones, los gastos para el veterinario también son enormes. Y al final escuchamos que o han cerrado muchos compañeros o el 40 % de las clínicas no son viables mantenerlas en el tiempo.

  • Cláusula para los formularios web o "contacta"

    Cláusula para los formularios web o "contacta"

    27 de Noviembre de 2015 a las 19:01

    Clausula para los formularios web o "contacta"

  • Protección de datos

    Protección de datos

    24 de Octubre de 2017 a las 08:36

    En el Centro Veterinario Ícaro cumplimos con la normativa de protección de datos y así queremos dejar constancia con estos documentos. 

    Puedes consultar la responsabilidad asumida en cada uno de ellos en los PDF adjuntos.